Otra Europa

EconoNuestra

Colectivo formado por economistas y por todos aquellos que se quieren comprometer en el impulso del debate económico desde “otra visión”

Moderación

Bruno Estrada

Economista. Director Estudios y Proyectos Fundación 1º de Mayo

Iván H. Ayala

Investigador asociado ICEI y miembro de EconoNuestra

Conclusión del debate 5 de Junio del 2014

Ver ponencia inicial »

Las elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo han sido un momento importante en la construcción europea. Los siete años de crisis han puesto a prueba la idea común de Europa y no parece que sea tan sólida como se creía a la vista de los resultados electorales. Es precisamente la percepción de que necesitamos Otra Europa la que ha hecho que se abriese durante dos meses este debate.

El punto de partida ha sido un documento elaborado por EconoNuestra. A modo de resumen se pueden destacar tres puntos fundamentales. En primer lugar la relación entre la Europa económica y la Europa social. La economía debe estar al servicio de una propuesta de construcción del estado del bienestar y de reducción de las desigualdades; estas últimas se están acrecentando tanto en los que se refiere a los ciudadanos de cada país como en términos regionales, con una polarización centro-periferia cada vez más acentuada ¿queremos una Europa de las finanzas o de los ciudadanos?

El segundo punto es el modelo económico ¿qué sistema financiero? ¿Nos sirve este Euro? ¿Cuál debe ser el papel del Banco Central Europeo? ¿Qué hacemos con la deuda? ¿Necesitamos una fiscalidad común? A estas preguntas se suman las que vienen del modelo productivo. Se ponen sobre la mesa la sostenibilidad, el paro, la precarización laboral…

El último punto es la construcción política ¿qué entramado institucional necesitamos? ¿Cómo mantener la soberanía? ¿Están funcionando las instituciones europeas? ¿Generan Confianza? Es precisamente la falta de confianza la que genera desafección y hace que no haya una idea de ciudadanía común y que se esté lejos de tenerla.

El debate se ha desarrollado por dos vías que han estado en permanente interrelación: las intervenciones escritas en el ágora de la página web y las mesas redondas retransmitidas por streaming. Han sido 25 las intervenciones escritas y 3 los debates en vivo. El primero fue un cara a cara entre Fernando Luengo (EconoNuestra) y Manuel de la Rocha (Economistas Frente a la Crisis); el segundo fue un seminario promovido conjuntamente con la Universidad Complutense de Madrid en el que participaron Josep Borrell, Ángel González Martínez-Tablas, Emilio Ontiveros y Juan Francisco Martín Seco. El último, una mesa redonda con la participación de Yayo Herrero, Fernando Luengo, Pablo Padilla, Pedro Chaves y Santos Ruesga. Los tres actos se encuentran disponibles en el archivo de Espacio Público.
Un debate sobre un tema tan amplio y complejo está lleno de matices, pero en un intento de sistematizar el intercambio diríamos que se ha centrado en dos bloques . El primero se refiere a la construcción del proyecto europeo:

1. ¿Nos encontramos ante problemas estructurales o coyunturales ¿Se trata de ajustar algunas instituciones y su funcionamiento o es cuestión del diseño y de la orientación del mismo? Estas preguntas se traslucen a lo largo del debate, ya sea en los temas económicos o sociales y las aportaciones van hacia el carácter estructural del problema.

2. No se trata sólo de cómo están diseñada la Europa actual, sino también de si son suficientes las instituciones: Parlamento europeo y Banco Central Europeo son claros ejemplos de esta insuficiencia. En este sentido también se echan en falta políticas conjuntas en aspectos tan cruciales como la fiscalidad o los presupuestos.

3. ¿Se ha quedado el proyecto europeo a la mitad? ¿Ha perdido impulso? Da la sensación de que en estos momentos hay “poco proyecto” y que los pasos que se dieron inicialmente con fuerza ahora son tibios e indecisos ¿tal vez el proyecto era sólo la integración económica y de una determinada dirección ideológica?

Hay un segundo bloque que tiene que ver con las consecuencias:

1. Hay una importante asimetría territorial que ha terminado en la Europa de dos velocidades. Hay centralidad y periferia en casi todos los aspectos: políticos, financieros, productivos, de movilidad humana,…

2. Existe una desigualdad creciente que empieza a pasar de ser efecto a ser causas de nuevos problemas que pueden romper el proyecto. El peso de la Europa económica hace que apenas se piense en la Europa social.

3. El binomio economía financiera-economía productiva se ha desequilibrado hacia la primera. Esto ha llevado a que la influencia del sector financiero en las decisiones políticas sea cada vez mayor.

4. La falta de centralidad de la economía productiva ha hecho que el paro haya crecido. Además no se ha introducido el elemento sostenibilidad en el sistema.

El resultado es un proceso de desconfianza y desafección crecientes que se ha instalado en la ciudadanía europea y que les lleva a preguntarse ¿merece la pena esta Europa? ¿Es mejor bajarse de este tren u otra Europa es posible?

Ponencia inicial 5 de Marzo del 2014

EconoNuestra

Colectivo formado por economistas y por todos aquellos que se quieren comprometer en el impulso del debate económico

Las elecciones al Parlamento Europeo son una buena ocasión para debatir sobre los límites y las posibilidades, las ventajas y los inconvenientes de la integración europea. Sin pretensiones de abarcar todos los temas posibles, desde el grupo de trabajo de EconoNuestra (eN) “Otra Europa” queremos aportar elementos para ese debate, más allá del estricto ámbito electoral que viviremos con creciente intensidad hasta el 25 de Mayo.

Europa necesita soluciones estructurales, porque sus problemas son estructurales. Las medidas económicas coyunturales que se están adoptando contribuyen a empeorar la situación y a deteriorar aún más las condiciones de vida de la mayoría de la población, como sucede en España. Por ello apostamos por Otra Europa y no por la mera reforma de la actual Unión Europea (UE).

1. Al hablar de Europa no se puede hablar solo de la UE

1.1. Europa es más que un entramado institucional. Europa es una realidad más amplia y plural. La construcción europea exige respetar las diferencias y reforzar las similitudes; fomentar la igualdad, desde la solidaridad; distribuir con equidad los costes y las ventajas de la integración, reservando un papel regulador básico para las políticas públicas ejercidas desde la UE y sus Estados miembros. El creciente distanciamiento entre los ciudadanos y las instituciones europeas muestra que los avances de la integración en Europa no van por buen camino.

Las instituciones actuales sólo son funcionales a un modelo que fomenta los desequilibrios y refuerza los privilegios de unas élites que se oponen al bienestar de la mayoría de los ciudadanos.

1.2. El debate sobre Europa debe incluir también su inserción en la economía mundial y su papel en las relaciones internacionales. Europa es un territorio con un alto grado de apertura al exterior. La globalización ha incrementado las relaciones de Europa con el resto del mundo, pero a la vez han aumentado las desigualdades entre países. Por ello avanzar en la construcción europea implica, entre otras consideraciones, plantearse cómo cambiar las reglas que gobiernan las relaciones económicas mundiales, cómo mejorar el papel regulador de los organismos internacionales, y cómo trabajar activamente en favor de la reducción de las desigualdades en el mundo. En consecuencia, es necesario actuar más allá de los límites geográficos de Europa porque, en las actuales circunstancias, globalización y bienestar parecen términos cada vez más incompatibles.

2. La UE no puede ser fundamentalmente un club económico

2.1. Pedimos otra economía para Otra Europa. El discurso dominante es el discurso ortodoxo neoliberal, que se ha impuesto como “pensamiento único” y con el que cada vez se identifican menos ciudadanos. Como discurso alternativo proponemos hablar de la economía nuestra, de activar políticas en favor del empleo, de no asumir las restricciones laborales y salariales que nos imponen, de favorecer el bienestar y la igualdad de oportunidades. Los datos de coyuntura económica se utilizan demasiadas veces para ocultar los problemas que de verdad importan, que son los problemas estructurales y los problemas de la mayoría de los ciudadanos.

Es obligado debatir sobre el carácter de las políticas macroeconómicas y su impacto microeconómico, sobre la obligación de cambiar la estrategia integradora emprendida por el euro y la unión monetaria, sobre las reformas fiscales y la mejora del presupuesto europeo, pero es más importante aún conocer cómo afectan esos temas a las personas. Porque el bienestar también depende del marco de legitimidad democrática y de transparencia. Y depende del buen funcionamiento de las redes construidas por la ciudadanía para participar en la vida política y social, y para mejorar su participación en la actividad económica, más allá de los parámetros que reflejan los indicadores económicos convencionales. Por ello, consideramos necesario abrir un debate profundo sobre el crecimiento económico y sus efectos sobre el bienestar, el empleo, la igualdad y el medio ambiente.

2.1.1. Es necesario corregir el desigual reparto de las ventajas y costes de la integración. Este es un tema central, puesto que esas ventajas y costes no se reparten por igual. Desde la UE, como actor con capacidad de implementar políticas públicas, hay que reforzar los mecanismos de cohesión para combatir las disparidades sociales, territoriales, sectoriales. Además, es indispensable equilibrar la estructura productiva europea en todos sus ámbitos, prestando especial atención a las actividades sectoriales y geográficas más vinculadas a la creación y mantenimiento del empleo. También hay que modificar e incrementar sustancialmente el presupuesto comunitario para reforzar los fondos estructurales, las políticas de cohesión y las iniciativas destinadas a fomentar la participación ciudadana y el control democrático. Algunas ideas pueden ayudar a entender la necesidad de actuar en favor de un reparto equilibrado de los costes y beneficios de la integración europea:

– La libre movilidad no es una realidad en la actual UE. Muchos ciudadanos solo perciben como real la libre movilidad internacional de los capitales.

– La unión monetaria, en su actual formulación y fase de desarrollo, no ha sido un instrumento de cohesión económica y política. No ha servido para avanzar de forma equilibrada y con equidad en la integración europea, sino para ahondar en las desigualdades entre países y personas. El ‘modus operandi’ del BCE (Banco Central Europeo) solo es eficiente para los intereses del sector financiero, no para el conjunto de la ciudadanía. Si la unión bancaria sigue el mismo camino muchos europeos se alejarán aún más las instituciones de la UE.

– El euro no puede ser contemplado como un símbolo fallido de la integración europea. La moneda no puede estar al servicio de unos pocos. Los objetivos de la política monetaria deben estar subordinados a la consecución de la estabilidad, la equidad, el pleno empleo y la protección social de todos los ciudadanos de la UE.

– La integración fiscal no puede ser una falacia. No puede limitarse a la aproximación de ciertas figuras fiscales sujetas a mecanismos de votación que impiden avanzar en la convergencia y la progresividad de los sistemas fiscales. Es necesaria una profunda reforma fiscal, a la vez que una armonización fiscal a escala europea que permita la financiación de las políticas públicas sostenibles, es decir, de políticas que reposen sobre sistemas fiscales consistentes, equitativos y capaces de combatir el fraude. La integración europea difícilmente podrá avanzar en una senda de equidad y estabilidad mientras existan amplias bolsas de fraude fiscal, paraísos fiscales y redes de blanqueo de dinero, dentro y fuera del espacio europeo.

2.1.2. Es urgente que el BCE modifique su forma de intervención en los mercados financieros. Las funciones del BCE y de la unión monetaria no pueden consistir solo en el control de la inflación y en ayudar al sector financiero. La política económica ha de buscar la estabilidad y la eficacia global y social. Sin embargo, Europa y sus gobiernos han apostado por una austeridad mal entendida, ignorando que la política económica puede ser contracíclica. En la UE se ha olvidado que la creación de empleo ha de ser la principal prioridad política y que el empleo contribuye al equilibrio fiscal.

Además, en la UE no será posible reforzar los criterios de equidad de las políticas públicas sin un control democrático de las instituciones que gobiernan su economía y sus finanzas. Por ello, el Parlamento Europeo debe vigilar que las actuaciones del BCE contribuyan al cumplimiento de los objetivos de la integración europea. Con carácter urgente, el BCE debe modificar su forma de intervención en los mercados, para apoyar de manera clara las políticas públicas destinadas a reactivar la actividad y el empleo. A continuación, el Parlamento Europeo habrá de buscar un modo de encajar esos cambios funcionales del BCE en el ordenamiento jurídico común.

2.2. Es preciso reforzar los valores sociales y políticos que sustenten una economía al servicio de las personas y en pro del bienestar colectivo.

2.2.1. No se puede construir Europa sin esperanza. Sin la esperanza de que la integración atiende los problemas reales de las personas. Queremos una Europa solidaria, en la que se pueda mejorar la educación y la sanidad, y se puedan atender los problemas de la inmigración, la pobreza y el hambre en Europa y en el mundo. En la que se pueda fomentar la investigación y aumentar las inversiones en actividades que mejoren el bienestar, protejan el medio ambiente y ayuden a evitar las guerras en el mundo.

2.2.2. Los ciudadanos no pueden percibir Europa como un conjunto de instituciones sin una sólida base de legitimidad democrática. Y eso puede ser válido para el BCE, pero también podría aplicarse al Parlamento Europeo si su capacidad de acción no mejora sustancialmente. De hecho, el Parlamento quedará muy mermado ni no puede actuar en materia fiscal y presupuestaria, más allá de los compromisos y restricciones plurianuales actualmente existentes. Se trata de ampliar el concepto de democracia en Europa y de retomar los planteamientos federales desde una perspectiva que incluya el federalismo fiscal. Ello exigirá las necesarias reformas de la fiscalidad comunitaria y de los sistemas fiscales de los países miembros, como estrategia para hacer compatible en Europa una ordenación territorial más acorde al sentir de los distintos pueblos que la componen.

3. La amenaza de la no-Europa y la amenaza de la soberanía

3.1. Europa no puede construirse sobre el miedo a perder la soberanía nacional o regional, ni sobre el miedo a que deje de existir la actual UE. La integración tendrá sentido si avanza hacia una Europa política y social, en la que la unión económica y monetaria esté al servicio del bienestar colectivo. La unión monetaria nació de un acuerdo político y solo culminará si el conjunto de Estados se muestran dispuestos a compartir su soberanía como requisito para avanzar hacia una unión económica y monetaria. Y para progresar en la unión económica se requiere un avance sustantivo en la complementariedad de los sistemas fiscales, lo que es imposible con los actuales procedimientos de decisión de la UE en materia fiscal.

3.2. La UE y sus instituciones han de cambiar radicalmente, si el objetivo es avanzar hacia un modelo de soberanía compartida. Las grandes decisiones no pueden adoptarse solo de manera intergubernamental, bajo la presión de los Consejos Europeos. Si se pide a los ciudadanos elegir un Parlamento, representativo de los pueblos de Europa, los eurodiputados han de conjugar la proximidad a sus electores y la preservación de objetivos comunes para el conjunto de ciudadanos de la UE. Es difícil que esa combinación de intereses pueda sustentarse solo sobre el marco de representatividad que ofrecen los partidos políticos nacionales. Europa es una realidad más amplia y plural y necesita apoyarse también sobre la configuración de grupos y redes supranacionales, que refuercen un modelo de soberanía compartida.

En la UE es prioritario acabar con el lastre de la deuda y la situación de endeudamiento que atenaza a muchos de sus países, y que son el resultado de opciones y políticas económicas equivocadas: las políticas de austeridad mal entendida. Se trata de una situación cuyo origen y posterior evolución plantea tantas dudas que resulta obligado exigir una auditoría de la deuda de los países europeos.

3.3. No habrá Otra Europa sin consolidar una ciudadanía común. No se puede hablar de ciudadanía europea si no hay recursos para garantizar la igualdad de oportunidades, con independencia del lugar de nacimiento. Todavía es necesario suprimir muchas fronteras internas y no construir nuevas barreras artificiales, preservando como valor esencial la diversidad.

4. Otra Europa

El objetivo de avanzar en la construcción de Otra Europa requiere propuestas específicas, que habrán de formularse y debatirse con rigor y serenidad. Desde el grupo de trabajo planteamos algunas líneas de acción preliminar.

4.1. Reclamamos un debate claro y exhaustivo sobre las alternativas de reforma, ruptura y nuevo proceso constituyente en Europa, incluyendo como primer paso la unión monetaria y el euro. ¿Tiene sentido avanzar por el actual camino, si una mayoría de los ciudadanos ven el euro y el BCE como instrumentos al servicio de los intereses financieros? ¿No sería más lógico modificar con urgencia el funcionamiento de facto del BCE, mientras se acuerda cómo modificar sus fundamentos jurídicos?

4.2. Europa vinculada al mundo. Europa depende en exceso de un contexto mundial infectado por el neoliberalismo. En él, la soberanía se disipa porque la absorben y diluyen los mercados. Europa no puede aislarse del mundo, pero tampoco puede sobrevivir aislada: ni aislada siendo un reducto de bienestar ni aislada de la obligación de contribuir a reformar el desorden mundial. Si sometemos a los organismos internacionales a un control democrático riguroso su capacidad de acción podrá ser útil para mejorar las condiciones de vida y trabajo de los ciudadanos.

4.3. Hay que reclamar valores humanos, frente a la idea de que los riesgos de vivir en sociedad han de afrontarse de manera individual. Apostamos por la solidaridad como base del progreso y por combatir las desigualdades, por encima de los intereses de las minorías codiciosas y usureras. Buscamos poner énfasis en los valores que pueden sustentar la construcción europea, tomando distancias del neoliberalismo y del revestimiento ideológico que proporciona para la defensa de intereses individuales.

4.4. Necesitamos una sociedad civil más participativa y solidaria, que exija a los políticos el cumplimiento de sus promesas, que evite la endogamia de los partidos políticos. Reclamamos que el Parlamento Europeo participe en la construcción de Otra Europa, no solo con votaciones simbólicas y recomendaciones de carácter no vinculante.

4.5. Buscamos un debate que convierta la economía en economía nuestra, no en la economía de otros. Que convierta la economía en un instrumento en favor del bienestar de la mayoría y no en beneficio de una minoría. Proponemos un debate que exija al BCE y a las instituciones comunes unas políticas distintas. El debate no puede centrarse solo en las instituciones de la UE, sino en la Europa real y la Europa posible: en la Otra Europa.

Pensamos que las reformas de los sistemas fiscales y de los símbolos más visibles de la integración europea, como el BCE o los objetivos de facilitar la movilidad y la igualdad de oportunidades en Europa, pueden ayudar a la construcción de una Europa en la que las políticas públicas, incluidas las implementadas por la UE, contribuyan al bienestar. Otra economía es posible, lejos del paradigma de crecimiento económico y financiarización que hasta ahora ha prevalecido. Reclamamos un cambio radical que permita la construcción de Otra Europa. Exigimos un debate sobre estos temas.

Evento sobre la ponencia

Una Europa distinta

Debate moderado por Juan Tortosa sobre las alternativas para modificar las actuales estructuras económicas y políticas dentro de Europa.

HAY 26 intervenciones

Fernando Luengo

Profesor de la UCM
17/03/2014

Sobre lo coyuntural y lo estructural

Entraré en esta primera contribución en un asunto al que se hace referencia en el texto, aunque de una manera periférica. Se afirma que las medidas tomadas por los responsables comunitarios son coyunturales; los autores nos proponen una reflexión de más calado, "estructural". En mi opinión hay bastante confusión en esa distinción, pues las políticas europeas (y las del gobierno...

Seguir leyendo »

José Antonio Nieto Solís

Profesor titular de Economía Europea en la UCM y miembro de eN
17/03/2014

Tres propuestas para la economía de Otra Europa

El término Otra Europa alude a una forma de entender la realidad europea distinta a como la presentan las instituciones de la UE y sugiere también un modo diferente de construir Europa. Esa idea ayuda a definir un escenario para encajar propuestas específicas, aunque a algunos no les parezcan realistas. Después habrá que valorarlas, concretarlas e intentar aplicarlas, si existe un respaldo...

Seguir leyendo »

Ignacio Muro

Profesor de Periodismo de la Universidad Carlos III de Madrid @imuroben
18/03/2014

¿Más o menos Europa? Realismo frente a idealismos de izquierda

Es evidente que estamos en un periodo en el que los ciudadanos están especialmente indefensos ante los poderes económicos. Aunque pertenecieran a un “Estado aislado”, sin pertenencia a ninguna organización regional, se encontrarían sometidos a una maraña de intereses que hacen imposible la soberanía en asuntos económicos o financieros. Y es que el capital (mercantil, industrial,...

Seguir leyendo »

Ramón Baeza

Director Gerente de la Fundación Primero de Mayo
19/03/2014

La nueva gobernanza de la UE es muy poco europea

La desafección hacia el proyecto europeo es tangible y cuantificable. Según la agencia estadística de la Comisión Europea (Eurostat), la desconfianza de los ciudadanos hacia la Unión ha pasado del 32% en 2007 al 60% en 2012. Esta tendencia es generalizada y más acentuada en los países y segmentos sociales tradicionalmente más europeístas y, con toda certeza, se manifestará en los...

Seguir leyendo »

Carlos Javier Bugallo Salomón

Licenciado en Geografía e Historia. Diplomado en Estudios Avanzados de Economía
19/03/2014

El Euro, un nuevo ‘juggernaut’

En la lengua inglesa se denomina ‘juggernaut’ a una fuerza grande y destructiva que es objeto de devoción y de sacrificios humanos. De acuerdo con la Wikipedia, ‘juggernaut’ es una palabra que procede de la anglificación del término sánscrito Yaganatha, que es uno de los nombres por los que se conoce al dios Krisná (avatar del dios Visnú) en la religión hinduista. Según...

Seguir leyendo »

Iván H. Ayala

Investigador asociado al ICEI y miembro de econoNuestra
21/03/2014

Reforma financiera versus Unión Bancaria en la UE

Este texto es un intento de responder al debate con una propuesta centrada exclusivamente en el sector financiero. Aun así, es claro que éste no se puede entender por aislado, sino que está enclavado en el resto de la economía –aunque con gran protagonismo. Por tanto esta separación explícita de la reforma financiera solo se entiende en términos espacio (no podemos hablar de todo) y...

Seguir leyendo »

Carlos Javier Bugallo Salomón


21/03/2014
-

Enlaces
909-En defensa de la Banca Pública.pdf

¿UNIÓN BANCARIA O BANCA PÚBLICA?

Quiero mostrar mi desacuerdo con Iván Ayala cuando manifiesta lo siguiente: “No se trata de crear un sector financiero público, sino configurar un sector con una fuerte regulación marcada por objetivos sociales.” Después de haber estudiado durante algún tiempo las crisis bancarias, he llegado a la conclusión que una regulación más estricta no es un remedio eficaz contra las mismas.

Seguir leyendo »

Bruno Estrada

Economista, adjunto al Secretario General de CCOO
26/03/2014

Es posible otra política monetaria capaz de impulsar el crecimiento y el empleo

El comportamiento de los Bancos Centrales de EEUU (Reserva Federal) y la UE (BCE) tras la crisis financiera de 2007 ha sido muy diferente en relación con las políticas de expansión fiscal imprescindibles para salir de la recesión. En el periodo 2007-2012 la Reserva Federal destinó 979 mil millones de $ a financiar a bajo coste la política fiscal expansiva del gobierno de EEUU, comprando...

Seguir leyendo »

Carlos Javier Bugallo Salomón


26/03/2014

BIEN POR BRUNO ESTRADA

Totalmente de acuerdo con lo que afirmas. Aunque yo llevaría la crítica aún más lejos. La política monetaria del Eurosistema no sólo ha sido un desastre, sino que también se ha utilizado como un instrumento de CHANTAJE contra los gobiernos nacionales para imponer medidas antisociales y antipopulares, como denunció en su momento Ernesto Ekaizer en su libro ‘Indecentes’, y que los...

Seguir leyendo »

David Trillo

Profesor Titular URJC y miembro de eN
28/03/2014

La Europa de la creciente brecha social

Coincido plenamente en que la economía debe ser una disciplina que analice cómo mejorar el bienestar colectivo y no el del capital financiero. El texto anima el debate señalando la necesidad de un entramado institucional que conduzca a una mejora en las condiciones sociales y de empleo en la zona que delimita la Unión Europea. En ese sentido se señalan posibles acciones como “reforzar los ...

Seguir leyendo »

Fernando Luengo y Lucía Vicent

Prof. Economía Aplicada UCM y Miembro de FUHEM Ecosocial respectivamente. Miembros de econoNuestra.
01/04/2014

¿La unión monetaria explica la crisis?

El debate sobre “Otra Europa” al que se nos invita desde Espacio Público está, lógicamente, centrado en la formulación de alternativas. Quienes pensamos que vivimos una situación de emergencia entendemos esta orientación. No debemos descuidar, sin embargo, la reflexión sobre las causas de la crisis, en absoluto cerrada, pues los diagnósticos condicionan crucialmente los caminos de...

Seguir leyendo »

Carlos Javier Bugallo Salomón


01/04/2014
-

Enlaces
959-Posibilidades y limitaciones de la renta básica _2_.pdf

POSIBILIDADES Y LIMITACIONES DE LA RENTA BÁSICA

Me ha parecido muy positiva la última aportación de Fernando Luengo y Lucía Vicent; y coincido plenamente en el diagnóstico que realizan: la crisis actual es, a la vez, sistémica e institucional. Centrándome en el aspecto de las soluciones, yo ya he planteado dos de gran calado: la salida de la Unión Monetaria y la nacionalización del sistema bancario. No como un fin en sí mismas, sino...

Seguir leyendo »

Eddy Sánchez Iglesias

Politólogo
08/04/2014

Una alternativa económica pensada “desde dentro”

El elemento central del escenario pos-crisis al que a nivel global nos dirigimos, se caracteriza por el desplazamiento definitivo del marco de acumulación capitalista del eje conocido como “eje atlántico”, al “eje pacífico”, lo que implica entre otras consecuencias el desplazamiento de Europa de la centralidad del capitalismo mundial hacia una posición más periférica, en la que...

Seguir leyendo »

Eddy Sánchez Iglesias

Politólogo
08/04/2014

Una alternativa económica pensada “desde dentro”

1. La gran transición geopolítica y Europa como nueva periferia mundial El elemento central del escenario pos-crisis al que a nivel global nos dirigimos, se caracteriza por el desplazamiento definitivo del marco de acumulación capitalista del eje conocido como “eje atlántico”, al “eje pacífico”, lo que implica entre otras consecuencias el desplazamiento de Europa de la centralidad...

Seguir leyendo »

José Antonio Nieto Solís

Profesor titular de Economía Europea en la UCM y miembro de eN
23/04/2014

Europa impotente y algo más

La Europa que tenemos se puede mirar desde muchos ángulos. Uno de ellos es el que proponen la mayoría de los partidos políticos que presentan candidatos a las elecciones del Parlamento Europeo. Otros puntos de vista alternativos pueden poner más énfasis en rechazar los avances de la integración o en proponer otra forma diferente de analizar y construir Europa. Pero es difícil conformarse...

Seguir leyendo »

Carlos Javier Bugallo Salomón

Licenciado en Geografía e Historia. Diplomado en Estudios Avanzados de Economía
23/04/2014

Contra la mixtificación y el olvido de la historia

Últimamente está de moda la mixtificación histórica, asumiéndose la idea de que la historia avanza por sí misma e independientemente de la voluntad y de la participación de los seres humanos. Contra este tipo de fatalismo nos alertó hace ya tiempo Karl Marx,, quien dijo al respecto lo siguiente: “La historia no hace nada; no ‘posee inmensas riquezas’, no ‘libra combates’. Son...

Seguir leyendo »

Carlos Javier Bugallo Salomón

Licenciado en Geografía e Historia. Diplomado en Estudios Avanzados de Economía
27/04/2014
-

Enlaces
1210-El mito de la igualdad de oportunidades.pdf

El mito de la igualdad de oportunidades

En esta Europa que el PP y el PSOE nos presentan como un nuevo El Dorado, el problema de las crecientes desigualdades sociales será, sin duda, un elemento clave de la Agenda política. Es por ello que he creído conveniente aportar un nuevo documento en el que analizo el contenido del concepto "igualdad de oportunidades"

Seguir leyendo »

Andrés Alonso González

profesor universitario jubilado
27/04/2014

¿Otra Europa más socialdemócrata?

La sociobiología ha descubierto que el hombre al final de la adolescencia fija sus gustos socio-políticos en la forma de una "impronta" que se graba en su psiqué, de modo que, tal como confirman los estudios sociológicos, a partir de la primera votación, el voto del ciudadano suele variar poco dentro del arco parlamentario. Esta información nos deja entrever la dificultad que tiene la...

Seguir leyendo »

Carlos Javier Bugallo Salomón


30/04/2014
-

Enlaces
1232-El marco legal de la Banca Pública.pdf

El marco legal de la banca pública

He creído conveniente aportar al Debate un documento que escribí hace tiempo para los compañeros de la Plataforma pro Banca Pública, en el que examinaba el marco legal español y europeo relativo a las empresas públicas. Creo que será de interés no sólo para los que, como yo, piensan que la Banca Pública está llamada a desempeñar un papel fundamental en la salida de la crisis (así...

Seguir leyendo »

Ricardo Gomez Muñoz

Miembro eN y del GT EconomíaSol 15-M
05/05/2014

"El rescate de Europa"Algunas propuestas

Si bien estoy de acuerdo con los postulados generales que contiene el documento “Otra Europa”, quiero insistir en la importancia de un enfoque a medio y largo plazo, de carácter estratégico, que plantee una transformación a fondo del proyecto de construcción europea. La U.E. se encuentraen una clara situación de estancamiento económico mientras que, en lo político, se ha tensado tanto...

Seguir leyendo »

Fernando Prieto

Ecólogo y miembro de econoNuestra
06/05/2014

Otra política de sostenibilidad es posible

Es muy probable que de no haber estado entrado en la UE, el estado de los recursos naturales y las políticas ambientales en España hubiera sido mucho peor que el actual, situación- que dicho sea de paso- dista mucho de ser óptima. La política forestal desbocada de plantar miles de hectáreas de pinos y cultivos forestales, incluso sobre bosques ya existentes, de falta de depuración y de...

Seguir leyendo »

Carlos Javier Bugallo Salomón


08/05/2014
-

Enlaces
1270-EL PENSAMIENTO ECONÓMIC1.pdf

EL PENSAMIENTO ECONÓMICO, LA JUSTICIA Y EL PROBLEMA DE LA DISTRIBUCIÓN

En el artículo de Fernando Luengo titulado ‘Es necesario distribuir’ (Público.es, 08/05/2014), llama el autor acertadamente la atención sobre el problema de la distribución económica y sus consecuencias. Esta cuestión, sin embargo, no es nueva para el pensamiento económico, ya que ha sido objeto de importantes debates en el pasado. Por ello he creído interesante aportar un documento...

Seguir leyendo »

Javier Arias Trejo

Editor del blog alterglobalizacion.com
08/05/2014

Combatir la desigualdad es una cuestión de supervivencia social

A pesar del ruido mediático del tsunami neoliberal que asola Europa, no hay fundamento ético, lógico ni económico para defender que la creciente desigualdad de la riqueza sea irrelevante. En primer lugar, porque un sistema de recursos limitados no puede sostener una escalada infinita de acumulación individual. Llevar una teoría absurda a la práctica es irracional, y resulta muy peligroso...

Seguir leyendo »

Carlos Javier Bugallo Salomón


22/05/2014
-

Enlaces
1326-DESIGUALDAD Y EFICIENCIA ECONÓMICA.pdf

Desigualdad y eficiencia económica

El pasado 12 de abril el filósofo y escritor Augusto Klappenbach escribió en Público.es un interesante y necesario artículo (‘La desigualdad y la teoría del derrame’), en el que criticaba la creciente desigualdad económica y las justificaciones que se le daba. Digo lo de necesario, porque la teoría económica está preñada de juicios de valor (como cualquier otra disciplina...

Seguir leyendo »

Carlos Javier Bugallo Salomón


26/05/2014
-

Enlaces
1355-IMPERIALISMO.pdf

Contra el imperialismo europeo (y los imperialismos en general)

Como viene siendo habitual, ha tenido que ser el profesor Vicenç Navarro el que llame a las cosas por su nombre y pronuncie, con respecto a los trágicos sucesos ocurridos en Ucrania, consentidos y bendecidos por la Unión Europea y Estados Unidos, la palabra maldita: imperialismo. Tanto en Venezuela hace poco, como ahora en Ucrania, hemos observamos casi la misma trágica situación, el mismo...

Seguir leyendo »

Carlos Javier Bugallo Salomón


01/06/2014
-

Enlaces
1370-POR QUÉ DEBE PREOCUPARNOS LA DISTRIBUCIÓN DE LA RENTA.pdf

Por qué debe preocuparnos la desigualdad de la renta

Como continuación de otros documentos míos anteriores, dedicados al tema de la desigualdad, ahora os adjunto otro donde expongo algunos datos estadísticos sobre el problema de la distribución de la renta (o riqueza), a la vez que analizo varias respuestas ofrecidas por el pensamiento económico. He reducido de forma deliberada la cantidad de datos estadísticos, para no agobiar a los...

Seguir leyendo »